El reencuentro de los ancianos de una residencia vasca tras meses aislados: "¡Qué ganas tenía de abrazarte!"