Los ancianos de una residencia van en tren hasta la playa tras un año sin salir: “Ha sido una inyección de vida”