Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

Los anticuerpos generados por Pfizer caen a los seis meses a niveles de una sola dosis de vacuna

  • Un estudio muestra que la caída en personas mayores es aún más rápida

  • Los autores recomiendan valorar esta evolución para decidir sobre la tercera dosis

En el debate sobre la conveniencia de una tercera dosis de la vacuna contra la covid-19 es clave conocer con detalle cómo es la caída de la respuesta inmunitaria con el paso de los meses en las personas vacunadas, si esta disminución afecta a personas de diferentes edades de manera también distinta y qué efectos tiene en la salud de quienes se contagien.

Un nuevo estudio publicado en la revista The Lancet, ha analizado las respuestas de anticuerpos y de células T en personas con dos dosis inoculadas de Pfizer seis meses después de completar su pauta. Su principal conclusión es que medio año después de la segunda dosis, los niveles de anticuerpos caen hasta ser similares a los que tienen las personas con una sola o a los de quienes han superado la covid. En las personas de más edad, esta tendencia es más pronunciada, también en las células T, también claves en la respuesta del sistema inmunitario.

Precisamente, los seis meses de plazo es el intervalo en el que la Agencia Europea de Medicamentos va a valorar si generaliza el uso de una tercera dosis de Pfizer para todos los mayores de 16 años. La decisión podría llegar un unas semanas.

Inmunidad y tiempo

La investigación la ha llevado a cabo un equipo de la Universidad de Tartu, en Estonia, y apunta a dos de las cuestiones básicas del debate sobre la tercera dosis: la importancia del tiempo transcurrido y la de la edad.

  • Que pasados seis meses el nivel de anticuerpos sea similar al de quienes sólo tienen una sola dosis obliga a tener la referencia de los países en los que se ha comprobado que una sola inyección era insuficiente para frenar la variante delta. En el estudio se ha visto cómo nada más completarse la pauta vacunar la respuesta es robusta contra todas las variantes, pero más débil contra algunas de ellas pasados los meses.
  • Los autores también indican que la caída de anticuerpos es más rápida en las personas mayores y que además también en los grupos de edad más avanzados, la vacuna induce una respuesta menor de células T, sobre todo en mayores de 80 años.

Efectos secundarios

Los autores afirman que han encontrado también una correlación entre apenas experimentar efectos secundarios tras la vacunación y quedar peor protegido frente a la covid. De nuevo, la edad aquí es importante. Los efectos secundarios fueron menos frecuentes entre las personas más mayores. 

Estos datos, obtenidos tras someter el suero extraído a 122 personas vacunadas a diferentes variantes del SARS-CoV-2, vendrían a recomendar que se tenga en cuenta la conveniencia de una tercera dosis no sólo para las personas inmunodeprimidas, cómo proponen la EMA y el Ministerio de Sanidad, sino también de administrársela a las personas de edad más avanzada.