Araceli y Mónica, las primeras vacunadas, aseguran que se encuentran "muy bien"