Señales de saturación en los hospitales valencianos: camas en los pasillos del Hospital de La Ribera