La Castellana se llena de gente tras la peatonalización de 19 kilómetros de calles para pasear en Madrid