Castilla y León, Asturias y Galicia ponen rumbo a la nueva normalidad con menos de 50 casos de incidencia