Cataluña y País Vasco se estancan y siguen en riesgo medio junto a otras cinco comunidades