Las células T de las personas que han sufrido un resfriado común protegen frente a la covid

sars