La ciencia desmiente que hacer ejercicio aumente las ganas de comer

Unas marcas blancas delimitan la zona de ejercicio.