Científicos españoles mandan un mensaje de ánimo desde China