Llegan los cinco aviones con las 350.000 vacunas de Pfizer que debían haber llegado ayer