Se confinan en su propio hotel de cuatro estrellas de Cádiz para evitar robos y a los okupas

Se confinan en su propio hotel de cuatro estrellas de Cádiz para evitar robos y okupas