La falta de test y el atasco en los registros impiden un recuento fiable de muertos por coronavirus

Los nuevos test rápidos detectan el COVID-19 en el 64% de los pacientes con síntomas recientes