Sanitarios abuchean a Urkullu durante una visita al hospital de Cruces, en Barakaldo