Los cruceros restringirán el embarque de pasajeros que hayan estado en China, Hong Kong o Macao