El Palacio de Hielo, la gran morgue de Madrid, ya acoge a los fallecidos por el coronavirus