Un mapa aéreo vacío, la imagen que precede la Semana Santa ante el coronavirus