La respuesta a por qué los niños sufren menos el coronavirus está en sus arterias

La respuesta a por qué los niños sufren menos el coronavirus está en sus arterias