La cuarta ola es diferente: crece despacio pero los pacientes son más jóvenes, más sanos y empeoran antes

La cuarta ola es diferente: crece despacio pero los contagiados son más graves, más jóvenes y sanos