Los malos datos del fin de semana avivan el temor a una aceleración de la cuarta ola

Cataluña, al borde de cuarta ola, y Euskadi podría cerrar Bilbao y Gipuzkoa