Las comunidades destinan ya la mayoría de las vacunas a las segundas dosis ante la falta de suministro

Las comunidades destinan ya la mayoría de las vacunas a las segundas dosis ante la falta de suministro