El disfraz más solidario: se visten de Súper Tiago para animar a un compañero con aplasia medular