Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

La EMA aclara que "no puede recomendar" una tercera dosis para mayores de 18 años

  • Aclara que con los datos existentes, sólo puede recomendar "con firmeza" la tercera dosis para personas inmunodeprimidas

  • Sobre la vacuna de Pfzer, constata que el efecto de la dosis de refuerzo incrementa las defensas y es seguro, pero no da el paso de recomendarlo

  • Sobre la vacuna de Moderna, asegura que aún está evaluando los datos

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha concluido que se pueden administrar terceras dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna contra la covid-19 a personas inmunodeprimidas de más de 12 años con un intervalo mínimo de 28 días desde la segunda dosis.

Las conclusiones de la EMA se han basado en estudios realizados con pacientes que recibían tratamientos inmunosupresores después de un trasplante de órganos.

Sin embargo, la agencia considera que no hay datos disponibles para recomendar una tercera dosis a más personas, fuera del grupo de los grandes inmunodeprimidos. Esta aclaración en rueda de prensa llega después de que este martes, una nota de prensa de la EMA diera a entender que respaldaba las dosis de refuerzo al asegura que "podían tomarse en consideración".

Los casos de Pfizer y Moderna

"Es importante distinguir entre terceras dosis para personas con sistemas inmunitarios debilitados y dosis de refuerzo para la población en general", asegura la EMA. La agencia afirma que esta dosis adicional de Pfizer es "segura y efectiva, en la medida en que los datos muestran un incremento de los niveles de anticuerpos". En los estudios citados se administró una nueva inyección a personas entre 18 y 55 años seis meses después de la segunda. Sin embargo, la EMA considera que "no podemos recomendar con firmeza quién y cuándo debe recibir dosis de refuerzo".

La agencia europea asume lo delicado de su posición, en un momento en el que 10 países de la Unión Europea han comenzado a administrar dosis adicionales a amplias capas de la población. Simplemente indican que la dosis de refuerzo es positiva, pero no se consideran capaces en este momento de discernir con los datos disponibles qué personas deberían recibirla y cuándo.

Sobre el uso de una tercera dosis de Moderna para la población en general, la EMA no se ha pronunciado aún, aunque está evaluando las evidencias disponibles. Los expertos de la agencia recuerdan que la pauta completa en este momento (dos dosis para Pfizer, Moderna o AstraZeneca y una para Janssen) ha mostrado gran eficacia para prevenir la muerte y la hospitalización contra la covid.

La valoración de la EMA también hace referencia a los efectos secundarios. Aunque los casos de miocarditis detectados tras la segunda dosis han sido poco frecuentes y leves, admiten que no hay datos para valorar este riesgo tras una tercera dosis, precisamente por la falta de casos que se puedan estudiar.