Las enfermeras denuncian que la mitad de las residencias no están preparadas para la segunda ola

enfermerasresis