Los españoles en Wuhan esperan la repatriación saltando a la comba y viendo la televisión