Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

España se vacunará de la covid en tres fases: residencias, sanitarios y dependientes, en enero

  • La vacunación empezará su primera fase en enero

  • Se vacunará primero a personas en residencias y a sus cuidadores, después a sanitarios y grandes dependientes

  • Hasta marzo, la cantidad de dosis será "muy limitada", pero se prevé vacunar a toda la población en un año

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que se decidirá quiénes acceden primero a las vacunas contra la covid-19 en función de un "marco ético". En enero, febrero y marzo, la cantidad de vacunas será "muy limitada". En una segunda etapa, hasta junio, se podrá vacunar a más personas y no será hasta una tercera etapa, en la segunda mitad del año, cuando se pueda incrementar la vacunación "a la totalidad de los grupos de riesgo".

Se han analizado 18 grupos de población, en función de su situación de vulnerabilidad al SARS-CoV-2 y dentro de "una estrategia única para todo el país". De acuerdo con ello, el Gobierno ha decidido que la primera fase comience con un grupo diana de unos 2,5 millones de personas. "Los residentes y el personal sanitario de residencias serán los primeros en vacunarse. Le seguirá el personal sanitario y los grandes dependientes que no están institucionalizados", ha explicado Illa. Con estos cuatro grupos de población, del total de 18, se iniciará la vacunación el mes de enero.

  1. Residentes, personal sanitario y sociosanitario de residencias de mayores y personas con discapacidad.
  2. Personal sanitario de primera línea frente a la pandemia.
  3. Resto de personal sanitario y sociosanitario.
  4. Personas con discapacidad que no están en residencias pero necesitan intensas medidas de apoyo para desarrollar su vida.

El orden de los 14 grupos restantes será abordados en la segunda y la tercera etapa y el ministro ha asegurado que será más adelante cuando se dará a conocer cuáles serán los siguientes. En el plazo de un año, el Gobierno confía en poder vacunar al cien por cien de la población en el plazo de un año. La estrategia de vacunación española se ha fijado, según ha explicado Illa, cuatro líneas de actuación:

  • Fijar y establecer un orden de grupos de prioridad a vacunar.
  • Preparar los aspectos relacionados con la logística de la vacunación masiva.
  • Registro de vacunación y seguimiento de las personas que reciban el medicamento.
  • Estrategia de comunicación dirigida al personal sanitario y a la población en general

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en el que Sanidad ha informado sobre el plan de vacunación para la población española, Illa ha anunciado que la Unión Europea ha firmado este martes el sexto acuerdo con una farmacética desarrolladora de la vacuna, en este caso Moderna, y está pendiente del séptimo con Novavax. También ha asegurado que la aprobación de la primera vacuna en España "es inminente".

Sanidad no se plantea en este momento que la vacunación sea obligatoria, pero tiene presente que existen instrumentos legales para forzar la vacunación si la evolución de la pandemia lo hiciera inevitable. A pesar de las reticencias mostradas por parte de la ciudadanía ante las vacunas contra la covid, la tradición en nuestro país ha sido favorable hacia las vacunas y las tasas de vacunación son relativamente altas si se comparan con las de otros países europeos.

Desde los centros de salud y los consultorios locales advierten del volumen de trabajo que van a tener que asumir. La vacunación de la gripe, por ejemplo, se diseña para alcanzar a unos 11 millones de personas, aunque nunca se alcanza la cobertura total de la población diana. Ahora se está planteando una tarea aún mayor, teniendo en cuenta que no sólo hay que inyectar el medicamento, también hacer un seguimiento personal y llevar un registro de vacunación.

Protestas de las comunidades

El ministro de Sanidad ha detallado que la estrategia de vacunación masiva fue acordada con 8 comunidades autónoma y ha sido debatido el Consejo Interterritorial. El plan debe ser aprobado aún por las comunidades autónomas en este foro mañana. Pero, aunque desde el ministerio aseguran que los gobiernos regionales han participado en el diseño de la estrategia, algunas como Euskadi han mostrado su malestar. El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha denunciado que no se ha contado con ellos y ha anunciado un sistema propio de vacunación. También Madrid anunció el lunes que está trabajando en su propio plan, que después intentará "consensuar" con el Ejecutivo central, una tarea que a lo largo de la pandemia se ha mostrado imposible ya en demasiadas ocasiones.

140 millones de dosis

España tiene garantizado el suministro de 140 millones de dosis a lo largo de los próximos meses, una cantidad que, a dos dosis por vacunación, permitiría inmunizar a 80 millones de personas, casi el doble de la población española. El motivo de ese exceso en la orden de compra radica en el "riesgo" que supone estar adquiriendo medicamentos que aún no están fabricados. Con esa estrategia, compartida en la Unión Europea (que ha comprado 1.400 millones de dosis), se pretende garantizar que en ningún momento escasea el suministro. Las últimas en garantizar

El último compromiso anunciado por el gobierno es el de la adquisición de 20 millones de vacunas desarrolladas por Pfizer-BioNTech, con lo que concreta los términos del acuerdo formal de compra entre la Comisión Europea y la farmacéutica.

Sanidad informa en un comunicado que la Comisión Europea (CE) hará una compra inicial de 200 millones de dosis de esta vacuna y el reparto del fármaco se hace de forma equitativa entre los países acorde a su población. En concreto, a España le corresponden 20.873.941 dosis y como la vacuna requiere doble dosis, serán un total de 10.436.970 personas a las que se podrá inmunizar.

La eficacia de las vacunas

Las vacunas adquiridas son seguras y están empezando a confirmar datos esperanzadores de eficacia, pero habrá que esperar tiempo para saber qué tipo de protección ofrecen y si impiden que alguien contagiado pueda infectar a otra persona. Hasta que todas esas dudas se vayan resolviendo, será necesario mantener buena parte de las medidas de protección, incluidos el uso de la mascarilla y la distancia social.

También habrá que esperar para conocer detalles de la negociación de los estados con las farmacéuticas. Los acuerdos se está llevando a cabo de forma confidencial y ha habido varias denuncias por su opacidad, teniendo en cuenta que estas empresas van a recibir una inyección descomunal de dinero público de decenas de países. Los precios de los que se habla (sólo por referencias periodísticas, no hay información oficial) son además muy dispares, desde los tres dólares por dosis de la vacuna de Oxford a los 39 que pretende cobrar Moderna, pasando por los 19 que ha pagado Estados Unidos a Pfizer. El compromiso de los gobiernos es permitir que los contratos sean auditados a posteriori, después de que se haya garantizado la vacunación.