Fernando Simón, la estrella de la pandemia para unos, el gran villano para otros

simon