Galicia se anticipa al Gobierno y comienza a hacer su propio estudio epidemiológico