El Gobierno chino exhibe a los enfermos recuperados de coronavirus saliendo del hospital