Guardias civiles armados y protegidos hasta los dientes contra el COVID-19 en una operación antidroga