La hospitalización vuelve a cifras de febrero, pese a que la tasa de ingreso es un 91% menor con ómicron y delta

La hospitalización vuelve a cifras de febrero, pese a que la tasa de ingreso es un 91% menor con ómicron y delta