La incidencia sigue bajando lentamente, pero España ya encara la nueva normalidad

La incidencia sigue bajando lentamente, pero España ya encara la nueva normalidad