Las lágrimas de Rosa, una hostelera gallega, tras el nuevo cierre: "Siempre pagamos los mismos"