Laura, 33 años: “Estuve 17 días dormida y con un tubo en la garganta. Estoy viva de milagro”