Primer hospital de campaña levantado por los rebrotes: Lleida teme que los casos se desborden