Lorenzo, el primer peregrino que llega a Santiago tras la pandemia: ”No hay mejor terapia que el Camino”