Madrid confirma la detección de cuatro casos de la nueva cepa de coronavirus británica