Madrid se afana por evitar aglomeraciones en un atípico puente sin turistas