Magrudis, la empresa causante de la listeriosis, ocultó que seguía vendiendo productos