300 negacionistas protestan por las Ramblas de Barcelona al grito de 'Libertad para respirar'