Los marineros se someten a los test del COVID-19 para poder volver a alta mar