Las mascarillas siguen muy presentes en la calles españolas por precaución y por costumbre