Los mechadores de la empresa sevillana, foco de origen del brote de listeriosis