Millones de chinos siguen por Internet las obras exprés del nuevo hospital de Wuhan