Un modelo matemático confirma que el uso de mascarillas puede evitar una segunda oleada del virus

Un modelo matemático confirma que el uso de mascarillas puede evitar una segunda oleada del virus