Las multas por bañarse en una fuente pública ascienden a 750 euros

Bañarse en las fuentes públicas se sanciona con multas de hasta 750 euros