Murcia endurece el estado de alarma: reduce el aforo de bares y restaurantes al 30% y pide retrasar bodas

Una terraza en un local hostelero de Murcia