Nueva noche de botellones y fiestas ilegales mientras crecen los contagios