Nuevo caso de síndrome de Noé, el trastorno psíquico que lleva a la acumulación masiva de animales